Zirconio o Diamante: Cómo diferenciarlos

La zirconia o denominándose también como zirconita, es una forma de cristal del óxido, siendo un material que está sinterizado y es duro, esta tiene muchas variaciones además de que se le confunde muchísimo con el diamante, pues tienen mucho parecido, exceptuando sus composiciones, tiene una durabilidad que se asemeja mucho al diamante y esta se ha vuelvo el competidor que más cerca está del diamante.

Ambos podrían tener el mismo valor en cuanto necesites una piedra de este valor, o modelo, el hecho es que esta hermosa piedra tiene su competencia desde 1976 la cual se le considera de esa clase, por lo general el zirconio lo eligen mucho en cuanto se trate de joyerías, incluyendo las de más alta gama cuando no eligen el diamante optan por el zirconio todo depende del gusto del comprador eso no hay duda.

Además de su preciosa belleza, este se puede usar para todo también como su adversario desde adornar en anillos, en collares lo que se les ocurra todo depende de la creatividad de esos expertos en la imagen, cabe destacar que quienes saben de piedras preciosas y semipreciosas tienen que estar conscientes que en el puesto de las mejores piedras se encuentra por excelencia el zirconio no por el hecho de que esta sea una de las mejores sino porque tiene la tenacidad y la capacidad para igualar a un diamante e inclusive hasta en ocasiones ser mejor elección que el mismo.

El Diamante siendo así uno de los minerales más buscados a nivel mundial sin duda alguna hace fuerza y también hace respetar su puesto siendo el más cotizado a nivel del mundo por eso es que todos lo buscan además de esto, si nos vamos primero a su significado en griego, significa invencible o inalterable, siendo un Alotropo del carbono dejando una variante de los átomos de carbono en su estructura cristalina, además de esto, siendo así también la segunda forma más estable del carbono, además de esto el diamante tiene fuerza en lo que es un enlace covalente entre los átomos, y no solamente eso también tiene una dureza increíble y es un excelente conductor térmico.

Hay variaciones del diamante debido a varias combinaciones de compuestos que hacen que este se convierta en una mezcla impura por lo tanto genera así ligeros defectos cristalinos como por ejemplo inducir Boro para que este se convierta en un diamante azul o bien algo de nitrógeno para que este tome un color amarillo, también se puede cambiar a cierto colores dependiendo de lo que se le agregue como el violeta, verde, rosado o negro, tiene unas excelentes propiedades ópticas es por eso que no necesita mayor cosa cuando se toca en el tema de la mercadotecnia, pues este mineral es el más cotizado a nivel mundial amado por muchos, y deseado por todos, es por eso que el diamante hace respetar su nombre y su historia desde el principio de los tiempos.

No obstante aclarando parte de ambos hay que saber.

  ¿Qué es lo que le diferencia el uno por el otro?

Entre los métodos que más se emplean es la práctica de un instrumento para que se realice la prueba de conductividad térmica, o conducción de calor, siendo el diamante un buen conductor como antes habíamos dicho, mientras que otras piedras son algo aislantes y estas no tienden a conducirlas bien.

Otros métodos que también se utilizan para esto es una lupa con 10 aumentos, estos hacen diferenciar la zirconia de los diamantes en su apariencia, solamente tienes que entrenar tu ojo para poder diferenciar el uno del otro, pues poseen mucha dispersión de la luz, notándose así la piedra desde su corona, al voltear la piedra y observamos su resplandor de color café es donde hace la diferencia del diamante pues no son tan brillantes como el diamante, notándose así si dispones de ambas piedras y las colocas a la par para poder observar bien sus diferencias y semejanzas en tal caso.

También podemos distinguir los diamantes de las zirconias es si colocamos una hoja blanca y trazamos una línea en la cual colocamos ambos en esa misma línea, se empieza a distinguir cuando el diamante no se distingue la línea, mientras que en el otro mineral si se transmite la imagen de la línea.

Cabe destacar que también mirando el diamante después de haberlo colocado en un vaso de agua este resalta de manera natural y tranquila aun con el agua cristalina, pero en el zirconio pues no es así, este casi se fusiona con el agua haciendo que no se note mucho su presencia, y es allí donde podemos encontrar la diferencia del uno por el otro.

Es un hecho que para los amantes de las piedras preciosas este es el día de ellos, pues tienen esto como hobby o bien los que les gusta coleccionar piedras de todo tipo, y entre sus ambiciones se encuentran estos que simplemente hacen que su belleza deje ciego a cualquiera que lo vea.

Pues bien sea que andes buscando un presupuesto por un diamante o bien quieres irte a lo más económico y buscar el zirconio todo depende de lo que necesites, pues si también quieres un periodo de vida más largo y dispones del dinero te recomendamos con los ojos cerrados el diamante.

Pero, si no dispones de mucho dinero también te recomendamos el zirconio pues este aunque no lo parezca también tiene un buen periodo de vida y es excelente al momento de usarlo en anillos y otros accesorios pues como bien saben, los expertos en joyería juegan con la belleza de los minerales, para sí hacer creaciones de arte que adornen tu cuerpo y lo convierta en el centro de atención para muchos otros.

Concluimos que no todos tienen estos gustos pero si bien, quien los tenga está en el lugar indicado con la atención requerida al artículo, espero lo puedas disfrutar.

Dejar un Comentario